Departamento Financiero GB Consultores.

Las seis principales entidades bancarias españolas pertenecientes al Ibex35 (Santander, BBVA, Grupo CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja) han vuelto a superar los registros en cuanto a sus beneficios netos en el ejercicio de 2023. Durante este último año han registrado unas ganancias totales de aproximadamente 26.400 millones de euros, notablemente superiores a los anteriores años, tal y como se puede apreciar en el siguiente gráfico.

Fuente: Elaboración propia

 

Este destacable crecimiento de los ingresos está provocado por el aumento del margen de beneficios debido a la escasa remuneración del ahorro y al incremento de los tipos de interés dictado por el Banco Central Europeo (BCE) en su lucha contra la inflación.

Además, cabe señalar que estos resultados de récord lo son a pesar del impuesto extraordinario a la banca el cual, en el año 2023, obligó a pagar aproximadamente por este concepto 1.300 millones de euros a las grandes entidades.

Según el economista Carlos Sánchez Mato: «Se trata de un resultado disparatadamente alto, y obsceno porque muestra una mejora del negocio que no tiene nada que ver con una buena gestión de las entidades sino con las decisiones del BCE sobre un mercado cautivo”. No obstante, desde el punto de vista de las entidades, tal y como señaló José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, «no es una rentabilidad extraordinaria, es una rentabilidad razonable».

En un análisis más pormenorizado de los beneficios correspondientes a cada entidad, tal y como queda reflejado en la siguiente tabla, todas las entidades estudiadas incrementaron los beneficios en el año 2023 respecto al 2022.  Se puede destacar Santander, BBVA y Grupo CaixaBank como las entidades con más beneficios tanto actuales como históricos, muy por encima del resto.

Fuente: Elaboración propia

 

No obstante, las entidades más expuestas a la subida de tipos del BCE son las más beneficiadas y las que más ven crecer su beneficio en lo que va de año. Es el caso de CaixaBank, Sabadell y Bankinter, sus ganancias cosechan incrementos del 53,91%, 55,06% y 50,80%, respectivamente. Por su parte, pese a reportar los mayores beneficios, tanto en Santander como en BBVA la tasa de crecimiento de estos fue menor a la tasa de crecimiento media de las entidades estudiadas (24% aproximadamente).

Estos resultados históricos llegan en pleno debate sobre la implementación, ya de manera permanente, del impuesto a la banca. El actual gravamen sólo se aplica a los ingresos del pasado ejercicio 2022, que se recaudó en 2023, y de 2023, aunque se ingresará en 2024. No obstante, los bancos ya se han aplicado todo el impacto para este año, lo que no ha evitado las elevadas ganancias.

Esta medida fiscal ha propiciado distintas opiniones. Mientras que desde el sector bancario muestran su descontento, otras facciones de la sociedad apoyan la medida considerándola lógica y necesaria. Por ejemplo, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, o Héctor Grisi, su homólogo en Santander, han señalado que es “una mala idea”, que “no existen beneficios extraordinarios” y que se “estigmatiza al sector”. No obstante, por otro lado, el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, publicado el 30 de octubre de 2023, constató que la banca “más que compensa” el impuesto con la subida de ingresos.

Por lo que respecta a las expectativas de cara a este año 2024, los dirigentes de estas entidades se han mostrado confiados con mantener esta tendencia. Aunque, como comentó el economista Carlos Victoria, «es probable que cuando el tono de la política monetaria cambie, que todo apunta a que sí, la situación vuelva a un estado intermedio». Es más, tal y como ha comentado también el presidente de CaixaBank: «Que los tipos (de interés) bajen, tendrá un impacto en las cuentas de resultados».

Foto: BCE
X