Los efectos de la COVID-19 han sacudido a la economía y  a las sociedades que operan en este ecosistema. Ha llegado el momento de volver a tener el control; por ello, las empresas requieren de herramientas para planificar, anticipar, gestionar, corregir y controlar su futuro más inmediato. Bajo la premisa de qué acciones emprender, GB Consultores celebró un encuentro con directivos de la empresa familiar en el que se expuso el “Plan de Trabajo tras la COVID en la empresa familiar y la familia empresaria”. La sesión se realizó de la mano de IVEFA (Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar).

Durante la sesión se instó a efectuar una valoración de la empresa familiar y a analizar el impacto del COVID-19 con el objetivo de identificar un nuevo mapa de riesgos que incluya un abanico de factores básicos en la organización: financieros, fiscales, legales, sociales, políticos, …; además, se apuntó a la necesidad de implantar métodos de prevención ante una nueva situación de crisis global.

Se puso de manifiesto la “obligación” de reflexionar sobre la necesidad de efectuar una planificación estratégica, legal, fiscal y financiera de la transición generacional teniendo en cuenta los efectos del coronavirus; así como revisar la situación de partida para saber cuáles han sido los efectos para detectar los puntos de mejora y renovación.

Los expertos consultores de GB Consultores insistieron en no demorar la puesta en marcha de un mapa de riesgos que “tiene que ser como un traje a medida para minimizarlos de cara a futuras crisis”, haciendo una revisión completa de su estrategia.

X