La Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) ha presentado el libro Valoración de empresas y otros activos tanto en Madrid, en la sede de la Fundación ICO, como en Valencia, en la Facultad de ADE de la Universidad Politécnica de Valencia.

Este manual es una reedición de la obra que ya se publicó en 2008 y que acaparó un importante éxito. Ahora, la obra se ha actualizado para que empresas y profesionales puedan abordar la valoración de empresas, metodologías y parámetros más actuales.

 Durante la presentación Isabel Giménez, directora general de FEBF ha relatado cómo surgió la idea de escribirlo en el año 2008 y cómo cada capítulo tiene su razón de ser. “Esta nueva edición incorpora capítulos sobre las novedades generadas por la sociedad digital. La valoración es un punto de partida, y ofrece una hoja de ruta en el proceso de negociación vinculado a toda compraventa. La ventaja del libro es que permite incorporar el aprendizaje a la vida profesional, o decisiones de la vida diaria como la compra de un inmueble o una obra de arte.”

Lo cierto es que la valoración de empresas ha dejado de ser una ciencia absoluta. Se han incorporado nuevos actores y reglas que cada vez ganan más peso y hacen cambiar las metodologías. Es el caso de la incorporación de la información no financiera, los activos intangibles, las finanzas sostenibles y, ahora ya, habrá que empezar a considerar los efectos de la Inteligencia Artificial. “Ha quedado obsoleto el sentido de preocuparse solo por el accionista, los beneficios o la cuenta de resultados. Hay un horizonte muy incierto en la valoración”, aseguró Giménez.

El libro, que consta de 15 capítulos, ha sido elaborado por diferentes expertos en valoración de empresas vinculados al sector de las tecnológicas, startups, inversión en private equity, empresas cotizadas y no cotizadas, a activos intangibles y en sostenibilidad, entre otros. Un reflejo de que la tipología de empresas ha cambiado mucho y por tanto los métodos tradicionales de valoración ya no tienen sentidos por sí mismos.

A lo largo de la obra hay un capítulo referido exclusivamente a la Valoración de Empresas Familiares que ha sido elaborado por los expertos de GB Consultores: Gonzalo Boronat (presidente ejecutivo) y Roxana Leotescu (director general). En él se explica que en el proceso de valoración de estas empresas se debe intentar comprender y analizar la cultura de la compañía, a sus miembros y al negocio en sí. Para estos casos, los métodos de valoración más aceptados son el descuento de flujo de caja y el método de valoración por múltiplos. En este sentido, Leotescu apuntó que “hay que incentivar el valor de estas empresas y observar si van orientadas hacia la generación de valor o a la destrucción de valor”. Por su parte, Boronat puso el foco en los procesos de M&A de empresas familiares, asegurando que se ha producido un cambio de tendencia, habida cuenta de que estos procesos están proliferando por el relevo generacional y los efectos de la pandemia.  “La empresa familiar tiene un componente diferencial con respecto al resto de empresas, y es su foco en el largo plazo y el legado”.

En la presentación de Valencia intervinieron también María del Mar Marín, decana de ADE de la Universidad Politécnica de Valencia; Ismael Moya, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UPV y patrono de FEBF; Ramón Requeni, socio director Implica Corporate; Iván Cubel, Senior Manager Deloitte.

Mientras que en la jornada celebrada en Madrid participaron otros autores como Lucinio Muñóz, director general de Fundación ICO; Ismael Moya, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UPV y patrono de FEBF; Joaquín Ureña, socio de Andersen; y Guillermo Jiménez, director general de AXIS.

El libro ha estado coordinado por la FEBF y ha sido editado por Aranzadi.

X