La empresa familiar de Castellón está preocupada por la sucesión empresarial. Todos los datos indican que la mayoría de estas entidades desaparecen con la llegada de la tercera generación. ¿Cómo solucionar que no se destruya la empresa? ¿Cómo lograr su continuidad? ¿Está preparada la empresa y la familia para dar el salto de la sucesión?

GB Consultores Financieros, Legales y Tributarios ha celebrado en Castellón, junto a IVEFA, una jornada de trabajo para explicar las distintas vías a las que pueden acogerse para lograr la supervivencia y qué herramientas tienen a su alcance para conseguirlo. Bajo el título “Protocolo de sucesión de la empresa familiar y la familia empresaria”, el equipo de GB Consultores, compuesto por Gonzalo Boronat, Roxana Leotescu, Jaime Zaplana y Esther Carbonell, ha realizado una exhaustiva exposición sobre las claves financieras, fiscales y legales a tener en cuenta por las empresas.

En la jornada se ha cuestionado si están preparadas las empresas y las familias para dar el salto de la sucesión y si se tiene organizado un protocolo de actuación ante un hecho seguro e irreversible.  Se ha apostado por la planificación patrimonial para mantener viva la empresa.

Conclusiones

Algunas de las ideas presentadas han sido:

  • Las empresas familiares que más perduran son las que se reinventan permanentemente.
  • Uno de los principales problemas de la empresa familiar está en la permanencia del control de la empresa en el núcleo familiar.
  • El objetivo es proteger el patrimonio de la empresa familiar y de la familia empresaria.
  • Hay que saber si el Protocolo de Sucesión familiar y empresarial se ha realizado, está actualizado y preparado para el cambio.
  • Hay que preguntarse si contamos con la estructura financiera y fiscal adecuada para afrontar el futuro y tomas decisiones estratégicas.
  • Hay que tener claras las alternativas de futuro, que pueden ser: bien familia unida y continuidad del negocio familiar; tener la familia dividida sin intención de continuar; o bien familia unida, pero con intereses diferentes.
  • Es imprescindible realizar una planificación patrimonial que consiste en elaborar anticipadamente un modelo de actuación para organizar y dirigir la gestión de parte o de la totalidad del patrimonio presente o futuro de una persona.
  • Hay que pensar en mantener o incrementar su valor, y lograr una transmisión ordenada a quienes deban recibir la empresa cuando se produzca el fallecimiento del titular o la voluntad de éste de transmitirlo en vida
  • Apostar por el protocolo familiar entendido como el conjunto de pactos suscritos por los socios entre sí o con terceros con los que guardan vínculos familiares que afectan a una empresa, en la que tengan un interés común para lograr un modelo de comunicación y consenso en la toma de decisiones para regular las relaciones entre: familia / propiedad / empresa
  • La sucesión debe resolver el control sobre la gestión de la empresa familiar. Dicho control se ejerce, en el caso de las sociedades mercantiles, a través de los órganos de gobierno previstos en la legislación mercantil.
  • La falta de previsión testamentaria sobre la ordenación de la sucesión en la empresa familiar puede tener consecuencias importantes sobre la continuidad de la misma.
  • Desde un punto de vista fiscal, la estructura holding se presenta como la opción más óptima, porque facilita la diversificación y el crecimiento de la empresa mediante la toma directa de participaciones en otras sociedades; y permite optar a la aplicación del régimen de consolidación fiscal, entre otras.

Raúl Carnicer, CEO CEVICA

La jornada concluyó con la intervención de Raúl Carnicer, CEO de CEVICA S.L., quien explicó su experiencia. Destacó cómo el proceso de hacer el protocolo es algo que les ha ayudado mucho en la empresa familiar, y ha destacado también la importancia de la profesionalización de la empresa.

Por su parte, Francisco Vallejo, presidente de IVEFA, agradeció a los asistentes su participación en el acto.

 

X