Miguel Piqueres. Departamento Financiero GB Consultores

Las adquisiciones y fusiones de empresas son procedimientos complicados que pueden generar un efecto importante en el mercado y en las empresas implicadas; por lo tanto, resulta crucial comprender el pilar fundamental de las operaciones: la valoración.

La valoración de empresas es un proceso esencial en el ámbito financiero que busca determinar el valor intrínseco de una compañía. Este procedimiento implica analizar y evaluar diversos aspectos, como los estados financieros, los flujos de efectivo, la posición competitiva, la proyecciones económico-financieras y otros factores relevantes para estimar el valor justo de una empresa en el mercado.

El primer planteamiento es preguntarse ¿Cuál es la causa de la valoración?; es decir, ¿Por qué?, ¿Transacciones comerciales, obtención de financiación, planificaciones estratégicas, opciones sobre las acciones, asuntos legales, planificaciones legales o simplemente para reportes financieros?

Teniendo clara está parte la estructura en la que debemos basarnos será:

  1. ¿De dónde venimos?
  2. ¿Dónde estamos?
  3. ¿A dónde vamos?

Es necesario plasmar cuál ha sido la evolución de la sociedad mediante estados financieros que reflejen la realidad de la operativa empresarial, de la se obtendrán una serie de medidas que permitan estipular la situación actual de la sociedad: ratios, medias sectoriales, aporte de valor, umbrales, concentración comercial, coste de la deuda, necesidades operativas, rotación, margen de maniobra, seguimientos presupuestarios, mapa de riesgos…

A continuación, se estipulará las proyecciones futuras, partiendo de un plan integral y coordinado que refleje las operaciones y recursos que forman parte de la empresa para un periodo determinado y el cual se expresará en términos financieros y económicos. Estas premisas establecerán el camino a seguir sistematizando las actividades y determinando sus objetivos, estructurar y organizar las relaciones que deben existir entre las funciones, niveles y actividades, permitiendo estipular las rentabilidades operativas que se obtendrán.

Con toda esta información clara se dará paso al inicio de la valoración.

 

Foto de Edmond Dantès: https://www.pexels.com/es-es/foto/gente-escritorio-oficina-negocio-4342126/
X