Ana Pulido, Área Fiscal GB Consultores

 

A finales del pasado año se aprobó un Real Decreto-ley en el que, temporalmente, se aplicaba una rebaja del IVA a determinadas entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de alimentos, desde el 1 de enero hasta el 30 de junio, para paliar las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania y apoyar la reconstrucción de la isla de la Palma y otras situaciones de vulnerabilidad.

Esta rebaja quedó sujeta a que la tasa interanual de la inflación subyacente del mes de marzo, publicada en abril, fuera inferior al 5,5 por ciento.

Una vez publicados los datos del IPC de marzo, se confirma que la tasa anual del indicador de la inflación subyacente es del 7,5%. Por tanto, la rebaja de IVA continúa hasta el 30 de junio de 2023 si no estipulan otra revisión.

Os recordamos a qué productos afectaba esta rebaja:

Todos los productos que se emitían al 4%, ahora irán al tipo 0%:

  • El pan común, así como la masa de pan común congelada y el pan común congelado destinados exclusivamente a la elaboración del pan común.
  • Las harinas panificables.
  • Los siguientes tipos de leche producidas por cualquier especie animal: natural, certificada, pasteurizada, concentrada, desnatada, esterilizada, UHT, evaporada y en polvo.
  • Los quesos.
  • Los huevos.
  • Las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales, que tengan la condición de productos naturales de acuerdo con el Código Alimentario y las disposiciones dictadas para su desarrollo.

Los siguientes productos, que se emitían con anterioridad al 10%, ahora se les aplica el tipo del 5% (tipo de recargo 0,625):

  • Aceites de oliva y de semillas.
  • Las pastas alimenticias (definición en el Código Alimentario Español: productos obtenidos por desecación de una masa no fermentada confeccionada con harinas, sémolas finas o semolinas procedentes de trigo duro o recio («Triticum Durum») o trigo candeal («Triticum vulgare») o sus mezclas y agua potable. Las reglamentaciones correspondientes determinarán las distintas calidades de estas pastas, exigiéndose para la calidad primera que sea elaborada exclusivamente con sémolas o semolinas procedentes de trigo duro.

 

Foto de Gustavo Fring
X