La posición geográfica de Serbia es privilegiada, ya que es puerta de acceso a Rusia y a la Unión Europea (UE). Además, guarda con los dos mercados acuerdos bilaterales, así como distintos acuerdos de libre comercio con distintos países, tanto dentro como fuera de la UE. En el caso de España, existe un convenio de doble imposición. Con todo ello, está considerada por los expertos internacionales como una de las economías con mayor potencial de crecimiento a medio plazo.

Serbia, ubicada en el corazón de los Balcanes, es un país joven ya que solo cuenta con 10 años de historia como Estado independiente. Su economía está basada principalmente en el sector servicios y, a pesar de su potencial, vive aún un proceso de transición que dificulta aspectos claves para hacer negocios: trámites complejos, dificultades burocráticos,… No obstante, Serbia es un país atractivo para la inversión ya que cuenta con mano de obra barata y cualificada, un Impuesto sobre Sociedades reducido, una legislación que se ajusta a la UE y unas leyes modernas.

Serbia - Estrategia FinancieraDe cara a analizar los pros y contras de Serbia, la revista Estrategia Financiera publicó el pasado mes de abril el artículo “Serbia, la joya de los Balcanes” en el que identifican las características de este país para que las empresas españolas evalúen su interés para hacer negocios. El artículo, elaborado por Gonzalo Boronat y Roxana Leotescu (de GB Consultores Financieros, Legales y Tributarios) se encajan dentro de la sección “Empresarios por el Mundo”.

En este sentido, el artículo repasa desde su situación geográfica hasta los aspectos fiscales de interés para las empresas (IS, IRPF,…), el riesgo-país, su marco jurídico para crear empresas, las condiciones del mercado laboral, su sistema de logística y comunicación o las características de su sistema financiero que se reduce, principalmente, al sector bancario. El trabajo concluye con un análisis DAFO.

X